top of page

Fragmento del mito de Pandora

Actualizado: 20 sept 2021

A continuación les presento un fragmento del mito de Pandora que se explica en el curso: Mitología Griega. Primero tienen el fragmento escrito y a continuación en video.


Zeus se muestra decidido a barrer a la humanidad, es por ello que decidió crear a una nueva entidad. A una mujer, a la primera mujer. A Pandora. Y lo hizo mediante Héfesto, el cual moldeó una bella silueta con arcilla, luego, entre Afrodita y Atenea, la colmaron de gracia, de sensualidad y de conocimientos. Era sin duda, un ser magnífico, y muy tentador para los hombres. Pero Zeus no se quedó allí, y le pidió a Hermes que también la dotara de mentira, de engaño y todo tipo de maledicencias. Con estas cualidades, Pandora no tardó en seducir, de engatusar, al que sería su esposo, Epimeteo.

Epimeteo, era hermano de Prometeo, y ambos eran partidarios de ayudar como buenamente pudieran a la humanidad, y lo hacían.

Prometeo era un ser inteligente, con grandes capacidades de visión futura y con muchos proyectos de gran alcance para esa humanidad de plata. Pero Epimeteo, parece que, si bien era muy bondadoso, generoso, vaya una muy buena persona, o muy buen titán, también es cierto que le faltaba un poquito, vaya que no daba el nivel, que se enteraba más tarde de las cosas que los demás. Es interesante ver como la narración nos describe a seres superiores pero con estos déficits, ¿no eran tan superiores entonces? O seguían las pautas de lo que había en el mundo terrenal de forma natural, con gentes más sobresalientes y otras menos dotadas. Es una posibilidad.

El caso es que este Epimeteo ya sabemos que se va a relacionar con Pandora, y lo va a hacer en contra de la opinión de Zeus, o al menos eso parece, pero con la ayuda y el apoyo de Prometeo, lo va a lograr.

Es por ello que Zeus, apoyado por otros dioses, le hace entrega a Epimeteo de una jarra. Sí, una jarra sellada. Prometeo advierte a su hermano de que hay algo oscuro en este regalo, que es mejor que lo guarden a buen recaudo y que no lo abran, por si acaso. Pero aquí está el quid de la cuestión, ¿fue Pandora la que llena de curiosidad decidió abrir la jarra? ¿o fue Epimeteo que el pobre no se enteraba de nada y quiso mirar a ver qué había? La mayor parte de las narraciones nos dicen que fue ella, llena de curiosidad. El caso es que la tentación era demasiado fuerte y la jarra se abrió y de ella salieron todos los males del mundo.

El caso es que la humanidad de ese momento, se fue al traste, y la que sobrevino posteriormente, la de bronce, hasta nuestros días, tuvo que cargar con enfermedades, como si no las hubiera de antes, con el esfuerzo físico del trabajo diario, eso ya fastidia un poco, con penurias de todo tipo, y lo peor de todo es que la jarra fue cerrada de nuevo, antes, justo antes de que la esperanza pudiera salir.

Si lo buscan, verán que hay versiones en las que la jarra se vuelve a abrir para dejar salir a la esperanza.

Lo que se nos presenta es una imagen o una interpretación, o un ancestro, del jardín del Edén con Adán y Eva, y que de hecho, algo parejo lo podemos encontrar en otras tantas sociedades de la antigüedad con el mismo propósito y resultado final, todo está bien hasta que se transgreden las fronteras del conocimiento, hasta que se quiere ser como los dioses y tener todo su saber.

Para saber el resto del mito de Pandora y muchísimo más sobre Mitología griega no te pierdas el curso:

“Mitología griega” de Academia ADEAH

Puedes consultar todos nuestros cursos en:

Síguenos en Instagram:@ academia_adeah


A continuación el video:





622 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page